Todas las lesiones de acné comienzan con poros obstruidos, que se denominan comedones. Este concepto tan simple debes tenerlo muy presente, si desconoces que ingredientes cosméticos son comedogénicos puede estar usándolos sin siquiera saberlo. Te sorprendería saber el alto porcentaje de productos de maquillaje y cuidado de la piel que en realidad pueden desencadenar brotes de acné.

El grado comedogénico suele determinar en qué tipo de preparaciones cosméticas puedes utilizar cierto aceite vegetal u otro, por cierto, en El Balneario te ofrecemos una amplia variedad de aceites vegetales para ti, simplemente selecciona cuidadosamente el que deseas adquirir.

La comedogenicidad es un término científico que describe el potencial de una sustancia para causar comedones. En otras palabras, cuando un ingrediente o producto cosmético es comedogénico, es probable que obstruya los poros y posteriormente provoque acné, imperfecciones o puntos negros.

Debido a que cada piel presenta una sensibilidad específica, no podemos afirmar que un ingrediente sea o no comedogénico como un valor absoluto: debemos hablar de probabilidad de obstrucción del poro y posterior aparición de comedones.

Escala de calificación comedogénica vigente

Los ingredientes cosméticos considerados «no comedogénicos» son aquellos que tienen una calificación nº 2 o inferior. Cualquier ingrediente o sustancia con una calificación nº 5 será «altamente comedogénica» y tenderá a obstruir los poros y provocar un brote de acné.

La calificación nº 3 está entre ambos supuestos y dependerá mayormente de la calidad de la materia prima. Un aceite de moringa refinado puede provocar obstrucción del poro pero un aceite de moringa virgen extra ecológico no.

Antes de ver la clasificación y reducirlo todo a un número debemos recordarte que muchos factores están involucrados en cómo una sustancia o ingrediente cosmético impacta sobre tu piel.

Por lo tanto, no hay forma de hacer una predicción “absoluta” del grado comedogénico. Incluso los dermatólogos tienen problemas para determinar cómo reaccionará la piel de las personas a determinados compuestos. El hecho es que la piel de cada persona es diferente, por lo que un compuesto puede afectar de diferente forma a cada persona.

Por ejemplo, el aceite de aguacate puede ser un aceite nutritivo para algunas personas con piel grasa, mientras que para otras que también presentan piel grasa aumentará los brotes de acné. Los factores que pueden conducir a esta variedad de resultados incluyen: tipo de piel, afección cutánea previa, nivel de hidratación, factores ambientales y hormonales, etc.

La clasificación que te mostramos a continuación muestra la probabilidad de que un aceite sea comedogénico. Insistimos: probabilidad. Cada piel es única y no debes tomarlo como un valor absoluto para tus preparaciones.

Grado comedogénico de los aceites vegetales

Aunque hay infinidad de ingredientes cosméticos, empezaremos la revisión de aquellos que presentan más dudas sobre su influencia en la aparición de comedones, espinillas y brotes de acné:

Los aceites vegetales:

Clase comedogénica 0

Clase comedogénica 1

Clase comedogénica 2

Clase comedogénica 3

Clase comedogénica 4

Clase comedogénica 5

El grado comedogénico no tiene nada que ver con la oleosidad; este último es un atributo físico y no químico. Algunas de las sustancias comedogénicas más potentes, por ejemplo, las dioxinas, no son grasas. Por otro lado, muchos clásicos en cosmética, en particular los aceites vegetales, generalmente no son comedogénicos. En final de cuentas, es la estructura química de la sustancia es la que determina la comedogenicidad.

A continuación, te enumeramos los aceites con mayor porcentaje de ácido linoleico (C18: 2). Un ácido graso esencial omega-6 no producido por el cuerpo con propiedades antienvejecimiento, protectoras de barrera lipídica, calmantes, equilibrantes y antiinflamatorias. Indicado para pieles grasas y propensas al acné.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.