La principal fuente de beneficios del aceite de cáñamo para la piel proviene de su alto contenido en tres ácidos grasos poliinsaturados: el ácido linoleico, el ácido alfa-linolénico y el ácido gamma-linolénico, con una alta proporción de omega-6.

El aceite de semillas de cáñamo es rico en ácidos grasos que nutren en profundidad la piel seca y evitan que se seque. Si te pica la barba, el aceite de semillas de cáñamo es ideal para ti, ya que es conocido por reducir la sequedad y la irritación de la piel, uno de los mayores problemas cuando crece la barba.

El aceite de cáñamo para la piel contiene vitamina F y ácidos grasos como el oleico y el linoleico, que desempeñan un papel importante en la prevención de los signos de envejecimiento de la piel y en el tratamiento de las líneas finas y las arrugas. El ácido linoleico y los ácidos oleicos no pueden ser producidos por el cuerpo, pero pueden ser una importante defensa contra las arrugas y las líneas de expresión, ya que desempeñan un papel importante en la consolidación de la capa externa de la piel.

A medida que envejecemos, la cantidad de colágeno en nuestra piel disminuye, lo que hace más difícil que la piel vuelva a su posición original y cause arrugas. Otro beneficio del aceite de cáñamo es su capacidad para mejorar la producción de colágeno en la piel ayudando a combatir las arrugas.

El aceite de semillas de cáñamo también es rico en antioxidantes que combaten los radicales libres. Estos radicales libres pueden dañar la piel y acelerar el proceso de envejecimiento de la misma.

El aceite de cáñamo puede penetrar en la piel mejor que algunos aceites esenciales, lo que significa que puede atacar un problema de forma efectiva en lugar de simplemente recubrir la barba o la piel. El aceite de cáñamo penetra en la piel, lo que le permite actuar en las células cutáneas y suavizar el vello sin dejarlo graso o aceitoso.

Como su nombre indica, se obtiene de la planta de cáñamo. No contiene THC, ni ninguna propiedad psicoactiva, y su uso es completamente seguro. Aunque ambos provienen de la misma especie de planta, el cáñamo es diferente del CBD, que se extrae de las flores y hojas de la planta de cáñamo.

El aceite de semillas de cáñamo hace maravillas en las pieles grasas con tendencia al acné, ya que hidrata la piel sin obstruir los poros. Entendemos que el aceite para la piel grasa parece una contradicción, pero uno de los beneficios del aceite de cáñamo para este tipo de piel es que ayuda a equilibrar la producción de aceite.

El aceite de semillas de cáñamo ayuda a equilibrar la producción de sebo de la piel, evitando su acumulación, que puede causar acné y brotes. Los ácidos grasos omega 3 y 6 del aceite de cáñamo también ayudan a hidratar la piel y a calmar el enrojecimiento y la irritación, a menudo causados por el acné. Los ácidos omega del aceite de cáñamo también le confieren propiedades antibacterianas, ideales para los propensos al acné y a brotes.

El aceite de cáñamo también se considera un aceite seco, lo que significa que las pieles grasas son especialmente receptivas a él, ya que se absorbe rápidamente sin dejar una capa grasa. El aceite de semillas de cáñamo tiene propiedades antiinflamatorias, junto con su alto contenido en ácidos grasos, que lo hacen especialmente útil para proteger la piel sensible. Además de calmar la piel, la fortalece, dejándola menos sensible y más resistente ante infecciones.

Aceite Vegetal de Cáñamo 100ml – Terpenic

– Consumo oral – el aceite de semillas de cáñamo también se puede comer. Es rico en grasas saludables como el omega-3 y el omega-6, que no solo son beneficiosos para la piel, sino también para el cerebro, el corazón y el hígado. Rocía el aceite sobre las ensaladas, las verduras asadas o añádelo a las sopas para darle un sabor a nuez. Solo hay que tener en cuenta que no hay que calentar el aceite, ya que se pierden los beneficios nutricionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.